Construir un sistema

Semana 13 de transformación digital, en una normalidad extraña. La decisión de diseñar la transformación de AFCA para ser digitales al 100%, nos lleva a construir un camino en el que puedan convivir los procesos del modelo “antiguo” y presencial hasta que consigamos la adaptación al paradigma digital.

Sabemos que el reto más grande es de marco mental. Pero el día a día debe llenarse de acciones reales que nos lleven hacia donde queremos ir… o no podremos llegar.

Estoy leyendo el libro Hábitos Atómicos de James Clear, y lo encuentro fascinante. Los hábitos dirigen nuestros comportamientos. Los buenos, y los malos, y no somos conscientes de ello. Es especialmente importante cuando nos referimos a nuestra empresa.

Dice Clear que definimos objetivos para concretar los resultados que queremos conseguir. Es más efectivo construir un sistema que perseguir objetivos. Los objetivos son adecuados para tomar una dirección determinada, pero los sistemas son mejores para progresar. Construir un sistema supone construir los procesos que impulsaran nuestro progreso para conseguir resultados.

Y eso es lo que queremos.

Necesitamos sentir que progresamos.

Conseguir un objetivo es tan solo un cambio que sucede en un momento. Podemos hacer una campaña para vender puntualmente un servicio digital que nos aporte unos cuantos miles de euros a la cuenta de resultados. Pero un servicio puntual no cambiara de forma profunda nuestros procesos y rutinas.

No nos hemos marcado un objetivo de facturación en digital para este año.

Nuestra ambición es crear el sistema.

En este sistema:

  • Buscamos que lo que hacemos tenga un significado. Necesitamos beneficios para seguir aprendiendo e innovando para seguir siendo excelentes en lo que hacemos. Es un medio para conseguir vivir de lo que sabemos y queremos hacer.
  • Ayudamos a co-crear el futuro de las empresas que afrontan la complejidad y la incerteza.
  • Aplicamos un método que es un proceso sistematizado que construye conocimiento de negocio. Convertimos los datos económicos y financieros en un sistema de información imprescindible para tomar decisiones. Ahora más que nunca, lo que no medimos, no lo podemos gestionar.
  • Creemos en empoderar a las personas con las que trabajamos para no crear dependencia en la ayuda externa. La colaboración es nuestra forma de ayudar a otras personas a conseguir sus objetivos.

Lo que es realmente ambicioso es el sistema que queremos construir.

Queremos crear un sistema en el que pensemos en digital.

En este sistema, un proceso imprescindible es compartir conocimiento y contenidos. Incorporar el relato de nuestra experiencia transformándonos puede ayudar a otros a dar el paso a pensar en digital.

Tal vez el obstáculo más grande es acostumbrarnos a la transparencia. A visibilizar lo que nos va pasando por el camino. No siempre va a ser fácil.

Las empresas no aprenden sin personas que aprendan. Aprender es una necesidad en la economía digital. Nosotros aprendemos a aprender y a desaprender cada día. Es un proceso de autoconocimiento que no lo va a hacer ningún algoritmo por nosotros.

La motivación intrínseca es enseñar lo que sabemos a otros que necesitan nuestro conocimiento, porque es la mejor forma de aprender.

¡Seguimos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *