¡Tenemos un Plan!

¡Tenemos un Plan!

Explicábamos aquí mismo hace dos meses que Toni estaba en un Programa formativo para pymes. El objetivo era definir un Plan de Transformación Digital para ser implementado. El Programa nos ha ayudado a concretar algunas acciones y a ganar coherencia y alinearnos mejor. Muchas de las ideas ya las teníamos desde hace tiempo. Pero las ideas hay que llevarlas al papel.

Especialmente cuando hablamos de una transformación.

En el Programa de Pymes han definido transformación como “acción mediante la cual algo se modifica, altera o cambia de forma manteniendo su identidad”. Específicamente se refiere a digital el “proceso de cambio que una empresa emprende para adaptarse al mundo digital, combinando inteligentemente la tecnología digital con sus conocimientos y algunos de los procesos tradicionales esenciales, para así lograr diferenciarse y ser más eficiente, competitiva y rentable”.

A veces para mejorar, primero empeoras. Cuando te transformas, seguro que primero das pasos atrás. Sin tomar perspectiva te pierdes en los detalles y no vas al fondo. Es en el fondo donde está la identidad y los valores. A partir de ahí, empezamos a construir.

La parte de la película en la que empeoras es la que seduce poco.

Por eso nadie cambia si no se ve forzado a ello.

 

Las empresas que quieren afrontar su transformación primero deben seducir a su equipo.

Nosotros seguimos más comprometidos que nunca con nuestra misión de ayudar a personas que tienen empresas a transformar sus negocios mejorando sus resultados.

Sólo pueden transformar sus negocios aquellos que están dispuestos a asumir riesgos.

Sólo aquellos que están dispuestos a cambiar porque se adaptan a un futuro incierto están entendiendo cual es el entorno actual y como tener una ventaja competitiva: aprendiendo más rápido que la competencia.

El punto de partida del Plan es la necesidad de transformación.

Si no cambiamos y nos adaptamos al paradigma digital, no estamos progresando. AFCA, como equipo de personas, si no progresamos es que estamos empeorando.

La forma de resolver la necesidad es tener una estrategia. Cuanta mayor es la incertidumbre, más importante es fijar las líneas estratégicas de forma clara.

El Plan se orienta a alcanzar la situación deseada. Si no supone un reto, no vamos a sentirnos motivados para impulsar todos estos cambios, porque exigen mucho esfuerzo y compromiso.

La conexión entre la necesidad y el reto es la estrategia.

La nuestra, se basa en tres pilares clave:

  • El negocio: ayudamos a personas que dirigen empresas a mejorar los resultados del negocio tomando decisiones en base a datos.
  • El sistema: trabajamos por proyectos. Tenemos un plan con objetivos, y gestionamos con datos e indicadores, con los que tomamos decisiones y ajustamos la estrategia con la realidad. Es el sistema que implementamos para nuestros clientes.
  • La comunicación. Es la parte fundamental de nuestra identidad, ¡aquello que no cambia cuando te transformas! Este post semanal explicando lo que vamos aprendiendo es tan solo una muestra. Estamos trabajando en la difusión de contenidos para construir conocimiento sobre management y la toma de decisiones en la era de los datos.

 

Con los pilares estratégicos claros, la tecnología nos ayudará de forma distinta en cada uno de ellos.

Ahora vamos a tomarnos unos días de descanso. También serán días de reflexión para encarar lo que queda del 2020 con energía renovada.

El Plan que implementaremos no se acaba en diciembre. Es tan sólo el principio.

¡Seguimos!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *