No te autosabotees

La digitalización está transformando el sector del asesoramiento.

No puedes seguir dirigiendo el negocio como si todo fuera a seguir igual en los próximos años.

Sabes que tienes que hacer cambios…

El problema es que no dejas de oír a esa voz insistente en tu cabeza que no deja de recordarte todas las cosas que pueden fallar si lo haces.

Que no te metas en “inventos nuevos”, que no sabes qué obstáculos te encontraras…

Que, si empiezas a hacer cambios, te vas a perder porque no sabes exactamente a donde te van a llevar.

Que mejor que lo olvides porque no es una buena idea.

 

Tienes que hacer que se calle la voz, porque no tiene razón.

Esa voz es tu excusa para no hacer nada.

No te autosabotees pensando que no estás suficientemente preparado.

No es cierto.

No necesitas más datos, ni más opiniones, ni leer más…

Tienes miedo de fallar, de hacer el ridículo, de parecer poco experto, de hacer aflorar tu vulnerabilidad.

Te entiendo. Es normal y humano pensar de este modo.

Solo que te impide poner tu mejor talento a trabajar a tu favor.

 

El perfeccionismo es tu peor enemigo

Es mejor que te digas a ti mismo que ya no puede ser que esta voz controle tu vida.

Imagina todas las oportunidades que pierdes cada vez que dejas que esta voz te dirija.

Te propongo que le des la vuelta.

Que pienses que hoy es un buen día para cambiar.

Que puedes empezar a construir el camino de lo que quieres realmente.

Que quieres dejar de seguir la inercia como hasta ahora.

Que quieres dejar de ser un “apaga fuegos”.

Que quieres pasar más tiempo con los clientes aportando tus conocimientos y tu experiencia.

Empezaras a oír gritar a esa voz diciéndote “¡no eres lo suficientemente bueno para hacer esto!”

Cuando la oyes muy fuerte, es porque estás en el camino correcto.

La vas a ignorar y a decirle que está mintiendo.

Grítale que no es cierto, dile bien fuerte que está completamente equivocada.

 

Necesitas pensar y actuar como el asesor de confianza en el que te quieres convertir.

Vas a tener que darte permiso para no hacerlo perfecto al principio.

Tienes que empezar a actuar.

Tendrás mucho trabajo que hacer.

Pero ya estarás enfocado y sin excusas.

Tienes que dejar de decirte las palabras “no voy a hacerlo suficientemente bien”.

No dejes que sigan siendo tu mejor excusa.

Ya eres lo suficientemente bueno como para empezar.

Elige tu nuevo mantra.

Bien es suficiente

Solo has de atreverte a correr los riesgos de no ser perfecto.

La perfección es una ilusión.

No existe.

Déjaselo a los robots.

Las personas preferimos a los humanos.

¿Quieres alejarte del viejo modelo y empezar a crear tu propio camino?

Empieza hoy.

Apúntate a una sesión estratégica conmigo para hablar en 1 a 1 de lo que deseas realmente para tu negocio. Te ayudaré a diseñar una hoja de ruta que te permita hacerlo realidad lo más rápido posible.

Puedes reservar tu cita <<AQUÍ>>

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *