No me digas que no tienes tiempo

No dejas de esconderte detrás del “tengo mucho trabajo”.

No quieres afrontar que no sabes muy bien como cambiar tu presente.

Y sobre todo tu futuro.

Sabes que, si no cambias nada de lo que estás haciendo ahora, no puedes esperar que tu vida y tu negocio mejoren como por arte de magia.

Sé perfectamente que cuando diriges tu propio negocio, la falta de tiempo es un problema común.

Pero cada vez que dices que no tienes tiempo, te estás dando excusas a ti mismo.

 

Te cuento dos temas relevantes para que dejes de poner el tiempo como excusa.

1.- No es posible la gestión del tiempo como si gestionaras metros de madera o kilos de chapa.

El tiempo es una dimensión.

Lo que SI puedes y debes hacer es gestionar tu atención.

Tomar el control deliberado de lo que vas a hacer y gestiona por anticipado las posibles distracciones.

 

2.- Debes decidir cuáles son tus prioridades.

Tu agenda revela tus prioridades. Lo que no está en tu agenda no existe.

Debes preguntarte qué es lo que es realmente importante para ti, que eres quien toma las decisiones en tu negocio.

Sé que es una pregunta difícil de contestar. Puedes sentirte abrumado y bloqueado cada vez que te lo planteas.

Tal vez por eso no estás dedicando tiempo a reflexionar sobre ello.

Te dices a ti mismo que no tienes tiempo, y acabas creando una realidad que te da la razón.

 

Estoy segura de que cuando decides que un tema es importante, encuentras el tiempo para ocuparte, ¿verdad?  Cada vez que sucede un imprevisto, eres capaz de liberar tu agenda y dedicar tiempo para solucionar esa emergencia.

Decirte a ti mismo que no tienes tiempo es olvidarte de que priorizarlo mejor es tu responsabilidad.

Así que SI tienes libertad de decisión en lo que haces con tu agenda.

El futuro se construye con las decisiones que estás tomando hoy. Y con las decisiones que no estás tomando.

Tu agenda habla de lo que haces y de lo que no haces.

Para mejorar la gestión de tu tiempo necesitas tener conciencia de que tu lideras tu negocio.

Mantener el equilibrio es tu principal responsabilidad.

No puedes escapar a la realidad de gestionar lo que hace productivo tu negocio hoy y tener que impulsar lo que lo va a hacer productivo en el futuro.

Define lo que realmente es importante para ti, y será mucho más sencillo identificar que tareas te están llevando directamente hacia ese objetivo y cuáles no.

 

Si dices que no tienes tiempo y crees que no necesitas cambiar nada, lo siento, no puedo ayudarte.

Si tienes claro que no puedes seguir en la situación actual, colapsado en tu día a día y con ganas de progresar en tu negocio y en tu vida, es posible que sí que pueda hacerlo.

 

Quiero invitarte a que tengamos una sesión estratégica gratuita y personalizada. Hablaremos de lo que deseas realmente para tu negocio y diseñaremos una hoja de ruta para que puedas hacerlo realidad antes de lo que imaginas.

RESERVA TU CITA

Tan solo debes contestar unas preguntas para que pueda entender mejor tu contexto actual.

¡Hablamos pronto!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *