No lo compliques, no necesitas una certificación más

No quieres competir por precio con el resto de las asesorías.

Quieres diferenciarte.

La realidad de tu trabajo en el día a día se ha acabado centrando en que tus clientes puedan cumplir con la legalidad.

Lo que de verdad te gustaría es hacer más consultoría, es lo que siempre habías querido…

Te han contado que es mejor que primero te certifiques como consultor y ahora estás buscando posibles alternativas.

La verdad es que en eso no te puedo ayudar.

No conozco ningún programa de homologación que certifique lo que tú ya has conseguido en tu negocio.

Básicamente, tu trayectoria profesional se distingue por estos tres pilares:

1.- Siempre cultivas relaciones personales positivas

– Porque te preocupas de lo que les pasa a tus clientes

– Porque resuelves los problemas que están en tu mano

– Porque mantienes el equilibrio entre tu preocupación por los demás y conseguir resultados

– Porque colaboras con otras personas

– Porque das tu opinión de forma honesta

 

2.- Acumulas una gran experiencia

– Porque puedes asesorar justamente gracias al criterio que has cultivado a lo largo de los años  

– Porque puedes anticiparte y responder a muchos problemas de forma rápida

– Porque tu conocimiento es la mayor contribución a los resultados de tu negocio

– Porque las personas confían en tu opinión

 

3.- Eres una persona consistente

– Porque eres un modelo para las personas que trabajan contigo

– Porque te comprometes con los objetivos que te has marcado

– Porque mantienes tus promesas

– Porque tienes una actitud proactiva que hace que siempre estás dispuesto a ir más allá de lo que es estrictamente necesario

 

¿Estamos de acuerdo?

Lo que tú has hecho en tu negocio ha sido construir confianza.

Y eso no es fácil.

Lo que has construido a lo largo de los años no hace falta que te lo certifiquen en ningún sitio.

Los clientes que lo han sentido lo saben.

Ponla en valor con aquellos que la merecen.

Olvida el modelo de muchos clientes que te pagan poco, y enfócate en tener pocos clientes que te pagan mucho.

Puedes poner en valor tu conocimiento y experiencia y convertirlo en resultados tangibles para tus Clientes Premium.

Se trata de una transformación.

En lugar de una certificación, lo que necesitas es tomar una decisión.

¿Quieres empezar ya?

 

Reserva una sesión conmigo y te explicaré como diseñar una oferta hiperespecializada que ponga en valor en cuestión de semanas la confianza que has construido a lo largo de los años.

¡Hablamos pronto!

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *