La mejor defensa es un buen ataque

Es indignante ver como las políticas extractivas de la Administración del Estado se basan en exprimir el máximo de la riqueza que generan las personas más proactvas.

Siempre necesitan extraer más y más porque los ingresos nunca son suficientes. Hacienda es el vehículo que utilizan con medios muy potentes y mucha efectividad. Parece que estas semanas están haciendo “barridos intensivos” … para hacer caja, claro. Naturalmente, no se dirige a las mayores bolsas de fraude, sino a los que pueden defenderse menos…

¡A los autónomos y los microempresarios!

Ser autónomo es la forma jurídica que te permite “buscarte la vida” si no puedes o no quieres un empleo con un contrato laboral.

Ser autónomo no suena tan “cool” como ser emprendedor.

Ser autónomo supone tener la capacidad de organizar recursos para desarrollar una actividad económica.

Ser autónomo en la incertidumbre actual es asumir el riesgo de no tener asegurados los ingresos.

Pero la peor parte de ser autónomo no es este riesgo.

La peor parte de ser autónomo es la indefensión ante el propio sistema.

Los que somos profesionales autónomos y/o tenemos un negocio de servicios, estamos muy acostumbrados a resolver todos nuestros problemas.

Nadie va a venir a salvarnos.

¿Ayudas? ¿Qué ayudas? ¿Avales para endeudarnos?

¡No, gracias!

La mejor estrategia que tienes como autónomo profesional es enfocarte en prestar un buen servicio a tus clientes.

Cuando además quieres progresar y crecer, tienes que incorporar personas en tu equipo. Entonces el foco en mejorar el servicio aumenta, puesto que además de ser buen profesional quieres remunerar bien a las personas que trabajan contigo. Cuando has convertido tu profesión en una empresa, la mejor receta es progresar mejorando el servicio que prestas a tus clientes.

Las “ayudas” de la Administración se resumen en unos números rápidos: para que un trabajador se lleve 1000 euros a casa, a ti como empresario te supone de coste 2000 euros. El resto se lo reparten entre Hacienda y la Seguridad Social.

Para que nos salgan los números, tenemos que aprender a multiplicar el valor de lo que creamos para nuestros clientes.

Cada vez que algún representante de la Administración del Estado acusa a las pymes y autónomos de tener poca productividad, de ser poco innovadores o adaptarse tarde y mal a la economía digital, se me ocurren algunas ideas para ponerlos a ayudar en lugar de impedir progresar.

Sentimos, con razón, que nos están atacando.

Pero reaccionar es una batalla perdida y ser pesimista no es nada útil.

Tenemos que adaptarnos a lo que hay, así que la mejor defensa es un buen ataque.

¡Nos toca ser creativos e innovadores!

Nos va a ir mejor si nos enamoramos del problema que resolvemos. Nos va a ir mejor si no nos financiamos con préstamos sino buscando soluciones a las necesidades de las personas a las que ayudamos.

Nosotros no nos financiamos de hacer extracción de recursos indiscriminado a las personas que luchan por sus empresas, que son nuestros clientes.

La economía digital nos ofrece muchas más oportunidades de las que a veces vemos.

A pesar del maltrato recibido, el futuro pinta interesante 😉

Si piensas como yo, y crees que ser libre es irrenunciable y ya te has dado cuenta de que el sistema se va a quedar con todo tu esfuerzo.

Si eres inconformista y crees que la economía digital abre la puerta a construir empresas más humanas.

Si eres asesor porque lo llevas en el ADN y te gusta ayudar a personas que tienen empresas.

Si te encanta tu profesión y disfrutas poniéndote retos para mejorar y seguir progresando.

Si te comprometes con tus objetivos y te niegas a rendirte con el relato catastrofista que nos cuentan.

Si quieres seguir disfrutando y progresando sin renunciar a una compensación económica alineada con lo que aportas.

Si es así, tenemos mucho de qué hablar, y me encantaría hacerlo en los próximos días.

Puedes reservar aquí  https://calendly.com/afcacat/sesion-estrategica-mtv

¡Seguimos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *