La importancia del feedback negativo

Muchas personas que dirigen empresas necesitan tener feedback sobre la marcha de su negocio, pero no tienen con quien.

La parte más difícil de dirigir una empresa es que no tenemos un manual a seguir que nos indique que teclas tocar para conseguir los objetivos.

Desde las certezas de que “todo va a seguir como hasta ahora” ni progresamos ni aprendemos.

Las empresas no progresan sin personas que progresan.

Para ayudar a nuestros clientes a que progresen, nosotros nos enfocamos en tres cosas:

1.- Un objetivo claro y concreto sobre lo que quieren. Definimos conjuntamente el objetivo a conseguir que hará que la empresa esté en una situación mejor en un horizonte temporal concreto.

2.- Un deseo genuino de conseguir ese objetivo. Validamos que el objetivo responde a una necesidad estratégica, y que no va a cambiar en cuanto afloren los primeros obstáculos.

3.- Feedback que les indique si van bien o no. Utilizando datos y a través de conversaciones, comprobamos si los resultados se están acercando la situación deseada, o si es necesario replantear nuevas opciones para conseguir el objetivo.

El feedback negativo es clave para ayudar a progresar.

Te cuento tres claves imprescindibles que siempre tenemos en cuenta:

1.- Nos aseguramos de que estamos trasladando a la persona una información que querrá conocer. El feedback será efectivo cuando esté relacionado directamente con el objetivo que se quiere conseguir.

2.- Pensamos bien cuál es el mensaje que aportará más valor al destinatario. Funciona mucho mejor uno o dos puntos clave que una lista de cosas que no están yendo bien.

3.- Reflexionamos sobre lo que puede pasar si no damos este feedback. Cuando estás comprometido con acompañar a las personas a mejorar, hay que evaluar las consecuencias de no darlo en relación con su progreso.

Miles de empresas podrían transformarse si eligieran dejar de esconder sus grandes silencios.

Dirigir una empresa en la incertidumbre actual implica aprender a dar y recibir feedback honesto.

¡Seguimos!


2 comentarios en «La importancia del feedback negativo»

    1. ¡Muchas gracias Ana! Me encanta que te encanten los posts! Si además te ha servido de inspiración para todo el día ¡¡genial!!
      Un abrazo, Chus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *