La historia de Juanjo: un caso de éxito

La transformación digital no va de tecnología sino de personas.

Ayudamos a personas cuando primero hemos entendido su necesidad y su contexto.

Juanjo es el propietario de una empresa de maquinaria industrial y cuando le conocimos nos dijo que no sabía cómo AFCA le podía ayudar.

Su negocio está basado fundamentalmente en diseñar y fabricar maquinaria personalizada auxiliar para el sector de la automoción. Como tantos sectores, está sometido a una profunda transformación. Aunque en aquel momento, Juanjo pensaba que podía hacer pocas cosas para cambiar la realidad.

Poco tiempo más tarde, un par de proyectos que no fueron bien le hicieron pasar varias semanas sin poder dormir. Si no podía cobrarlos, necesitaría ampliar considerablemente las pólizas de crédito para poder pagar las nóminas y los proveedores.

No podía sacarse de la cabeza a todas las personas con las que se había comprometido y a las que estaría fallando si no conseguía resolver el bloqueo de estos proyectos.

Cada día se levantaba con la sensación de no haber descansado nada.

Se sentía culpable.

Pensaba que no había hecho nada mal y sin embargo… Tenía un problema de varias decenas de miles de euros que no podía cubrir como había hecho otras veces.

De pronto, una llamada del comercial del banco.

Juanjo, ¿necesitas más crédito? Estamos contactando con clientes solventes como tú y bla bla, bla…

El problema de tesorería se solucionó.

Pero Juanjo lo había pasado tan mal aquellas semanas que se prometió a si mismo que quería eliminar toda aquella deuda que estaba asumiendo.

Juanjo vio claro que necesitaba ayuda para enfocar el futuro de su negocio y un plan para desendeudarse.

¿Qué nos pidió?

  • Perspectiva externa y visión global
  • Ayuda para tomar decisiones estratégicas ante la incertidumbre del futuro
  • Interpretar sus resultados. Distinguir la caja del negocio en un momento de cambio del modelo orientado a sus mejores clientes y descartar lo que no aportaba valor.
  • Construir un relato para terceros que le permitiera dejar de sufrir por tener suficiente crédito para continuar con su negocio
 

¿Qué hicimos?

1.- Diagnosticamos

2.- Le comunicamos el problema identificado y le propusimos una solución

3.- Le acompañamos a conseguir la tranquilidad que quería ayudándole a tomar decisiones entre las exigencias del corto plazo del negocio y la necesaria sostenibilidad a largo plazo.

¿Qué consiguió?

Juanjo ahora es feliz haciendo el trabajo que más le gusta hacer con sus colaboradores y sus clientes.

Puede disfrutar de las relaciones de confianza que ha ido sembrando a lo largo de los años.

Recibe el reconocimiento de los clientes que le prescriben sin que se lo pida.

Está tranquilo incluso con la incertidumbre actual.

Se siente libre de poder elegir el futuro que quiere.

Después de 44 semanas de transformación digital, seguimos impulsando nuestra visión: asesorar es ayudar a personas que arriesgan cuando toman decisiones.

¡Seguimos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *