El poder de imaginar el futuro

Esta semana quiero compartir un ejercicio muy poderoso. Me parece que es especialmente oportuno ahora que se supone que empieza la “nueva normalidad”.

Para los que tomamos decisiones sobre nuestros negocios, la incertidumbre se agudiza. La sensación de miedo y angustia sobre el futuro nos provoca parálisis. Y no nos lo podemos permitir.

La semana pasada escribía que “la mejor receta es aumentar nuestras expectativas” sobre la necesidad de tener un Plan. A los pocos días leí, y no recuerdo dónde, este ejercicio para imaginar el futuro. Tome notas rápidas para que no se me olvidara, como siempre que detecto un contenido interesante con el que conecto.

Hoy lo cuento aquí y lo comparto con los pasos para imaginar y poder convertirte en tu “yo del futuro”.

1.- Imagina quien quieres ser.

2.- Escribe sobre quien quieres ser.

3.- Decide quien quieres ser dentro de 2 o 3 años

4.- Empieza a hablarle a la gente sobre tu futuro yo. Es más fácil comprometerte con lo que ya has explicado a otros.

5.- Crea una rutina matinal para activar tu mindset en el entorno adecuado de concentración (no subestimar el poder de las rutinas).

6.- Invierte dinero en tu futuro yo: cursos, habilidades, mentores, experiencias…

7.- Cambia tu entorno para que se alinee con tu futuro yo. Incluyendo la información, comida, personas y experiencias que consumes.

RECUERDA: Cuanto más audaces sean tus acciones hacia el futuro, más rápido te convertirás en una persona ágil emocionalmente. Cuanto más ágil seas emocionalmente menos bloqueado te sentirás por tu pasado y/o por tus circunstancias actuales.

No hay excusas. Cuando la incertidumbre es máxima, soñar con un futuro mejor es lo que nos activa. Cuando no hay otras opciones, hay que espabilar con lo que tienes.

Muchas personas no lo hacen. Encuentran excusas. Porque no han hablado con su yo del futuro. Y no se mueven. No toman ninguna decisión para estar en algún otro sitio, tanto si el contexto cambia como si no.

Hazlo lo mejor que sepas con lo que tienes hoy.

Cuando imaginas un futuro mejor, la parte más interesante siempre está por llegar 😉

¡Seguimos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *