¿Cómo conseguir mejorar tu negocio?

Cuando los resultados de tu negocio empeoran, tienes dos opciones:

1.- No hacer nada. Yo lo llamo gestión de la esperanza.

2.- Tomar decisiones y actuar.

No hay más.

El problema es que saber interpretar lo que está pasando no te aporta de forma automática la solución.

¡Hay demasiadas opciones!

¿Facturar más captando más clientes?

¿Subir tarifas?

¿Digitalizar más y disminuir los costes de personal?

La solución es compleja y las opciones son tan numerosas que es difícil ver la hoja de ruta.

Lo sé.

El problema no es de analizar mejor lo que está pasando sino de impulsar pequeños cambios en la dirección correcta de forma consistente.

Para afrontar los nuevos retos, tienes que convertir toda tu experiencia en acciones que impulsen una transformación del modelo.

La diferencia en el mercado la marcan los que van más allá de lo que saben (conocimientos y experiencia) y lo convierten en productividad del nuevo modelo (acciones).

Son aquellos que comprueban de forma científica (¡con datos!) lo que está funcionando.

¿Qué acciones debes comprometerte a hacer para que esos resultados mejoren?

Para contestar a la pregunta, vas a necesitar un sistema de gestión.

Algo que sea muy sencillo y que te ayude a decidir.

Te propongo que utilices este esquema para ponerte en acción.

Primer paso: Objetivos alcanzables.

1.- ¿Qué quieres conseguir?

Lo más fácil es que definas los clientes que quieres conseguir cada mes.

Define la tarifa media que vas a conseguir con los clientes que vas a captar.

Ya tienes el objetivo de captación mensual.

Segundo paso: Estrategias accionables

2.- ¿Qué estrategias estoy utilizando para conseguir estos resultados?

Deberías pensar en tu estrategia de captación: visitas, llamadas, actos de networking, e-mailings…

Las estrategias deben convertirse en acciones reales.

Lo que no te pones en la agenda no va a suceder como por arte de magia.

Tercer paso: Medir para aprender

3.- ¿Está funcionando?

Construir un sistema implica medir lo que consigues a partir de las acciones que estás realizando.

Decidir en base a un sistema de gestión en tu negocio te permite ser más efectivo con las decisiones que tomas.

Deja de pensar que hacer gestión de la esperanza te va a llevar a mejorar tus resultados.

Si quieres ganar posicionamiento para captar mejores clientes y disfrutar más de tu trabajo, y no estás consiguiendo los resultados que quieres, puedes cambiar de estrategias o de objetivos.

 

Te invito a que reserves una sesión estratégica conmigo. Te ayudaré a concretar la visión del futuro que deseas y a crear un plan personalizado para avanzar hacia la transformación de tu negocio de asesoramiento.

Puedes reservar tu sesión <<AQUÍ>>

¡Hablamos pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *