6 cosas que la tecnología no ha cambiado

La clave de lo que funciona en cualquier empresa, está en lo que no cambia.

Te cuento 6 cosas que la transformación digital no ha cambiado.


1.- El beneficio es imprescindible.

Si tienes un negocio, necesitas que tu modelo de negocio funcione.

Es sencillo. Los costes de prestar tus servicios deben ser inferiores a los ingresos que generas con tus clientes.

Los ingresos tienden a disminuir y los costes a aumentar.

Tal vez cuando empezaste no tenías mucha competencia cerca.

Ahora la competencia es brutal. En tu sector, y en el de la mayoría de tus clientes.

La digitalización no ha cambiado que el beneficio es imprescindible.

2.- Cash is king.

Las facturas se pagan con tesorería.

Las buenas intenciones no son suficientes.

Sin duda, la mejor fuente de tesorería son los clientes.

Ser flexible puntualmente con un cliente que pasa dificultades es un tema. Pero cuando los problemas llegan a la tesorería, hay que revisar las decisiones que se han tomado y las que no se han tomado con relación al tipo de clientes que se están captando.

La digitalización no ha cambiado que la tesorería sigue siendo “lo que manda”.

3.- Anticiparte es esencial

Es necesario tener un plan para gestionar la complejidad.

La razón es que, en una empresa, nunca va todo bien ni todo mal.

Un presupuesto no es un plan. La utilidad de un plan es tomar mejores decisiones.

Porque los resultados son la consecuencia de las decisiones que se toman. Son decisiones estratégicas porque consumen recursos (tiempo y dinero) que no sabemos qué resultados van a producir, o cuanto tiempo van a tardar en que se consigan.

Sin visión de donde se quiere llegar, no hay estrategia posible, no hay anticipación.

Impulsar un cambio sin un plan siempre consumirá más recursos de los necesarios.

La digitalización no ha cambiado que anticiparse es esencial.

4.- Si no te comprometes con el plan, no esperes que los resultados lleguen

Para hacer la tortilla hay que romper los huevos.

Decidir es elegir opciones y descartar otras.

Si tus decisiones son esperar que vaya mejor, estás haciendo gestión de la esperanza.

Las decisiones fáciles en el corto plazo provocan situaciones complicadas en el largo plazo.

Cuando te comprometes con unos pocos objetivos, ganas claridad para ver las opciones que tienes.

La digitalización no ha cambiado que el compromiso es imprescindible, porque hay que perseverar lo suficiente para ver los resultados.

5.- Mide lo que importa

Identifica lo que debes medir para ver lo que se mueve del negocio hacia el objetivo que buscas.

No pierdas tiempo midiendo lo que no importa.

Necesitas un sistema que te permita medir los riesgos para poder minimizar las consecuencias antes de que sea demasiado tarde.

La digitalización no ha cambiado que lo que importa no son muchas cosas sino pocas.

6.- ¿Dónde está el valor?

Deja de pensar en los costes.

La pregunta más importante que tienes que responderte antes de afrontar un gasto o inversión NO es si hay presupuesto. NO es si hay dinero en la cuenta del banco.

La pregunta más importante es ¿aportará valor?

Si la respuesta es que no, ¡no lo hagas!

El lenguaje del valor es la herramienta imprescindible para progresar.

La digitalización no ha cambiado que el valor es lo que percibe el cliente.

Lo que sí ha cambiado la digitalización es la posibilidad de transformar tu negocio y aumentar su potencial gracias a la tecnología.

No empieces por la tecnología.

Empieza por tu modelo de negocio.

Reserva una sesión conmigo y veré si puedo ayudarte a construir una hoja de ruta que transforme el potencial de tu negocio de asesoría y te ayude a posicionarte de forma diferencial.

Puedes reservar tu cita <<AQUÍ>>

 

¡Te espero dentro!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *